LIMPIEZA Y TRATAMIENTO DE SUELOS

Empresa Especializada en Limpiezas y tratamientos de suelos

En Tratamientos Rustisur llevamos más de 20 años trabajando en la limpieza y tratamiento de todo tipo de suelos de barro, rústicos y porosos. Trabajamos con los productos más adecuados a cada tipo de pavimento para intentar ofrecer al cliente los mejores resultados, todo ello
haciendo un constante trabajo de I+D, haciendo pruebas con todos los productos que existen en el mercado, con productos propios y sometiendo a los suelos de barro, hidráulico, suelos porosos, etc., a las pruebas más exigentes con el fin de determinar qué tratamiento es el más adecuado, duradero y sobre todo que respete el aspecto natural de los suelos rústicos.

NUESTROS SERVICIOS

¿Cómo trabajamos la limpieza y tratamiento de suelos en rustisur?

Cogeremos como ejemplo unos 100 m2. de pavimento.

LIMPIEZA
En primer lugar realizamos un decapado y una limpieza del suelo de barro, hidráulico o cualquier tipo de suelo porosos, esto lo hacemos con decapantes y máquinas especiales para el tipo de suelo que tengamos que tratar. Con esto conseguimos eliminar cualquier tipo de manchas y abrir el poro a toda la solería, con el fin de que a la hora de los tratamiento entre la mayor cantidad de producto posible. Este trabajo lo hacemos normalmente en un día.

SECADO
Después lo dejamos secar entre 2 y 5 días (aproximadamente). Esto va a depender mucho de las condiciones climatológicas, sobre todo si hablamos del tratamiento de un suelo exterior.

TRATAMIENTO

Una vez el suelo esté completamente seco necesitaremos otro día para aplicarle los tratamientos adecuados y con la terminación que el cliente haya elegido. Normalmente los suelos se pueden pisar pasadas 24 horas desde la aplicación de los tratamientos. Son tratamientos de muy larga duración y con un mantenimiento mínimo y muy fácil.

MANTENIMIENTO

Una vez finalizados los tratamientos le asesoraremos para un correcto mantenimiento del suelo.

¿nECESITAS MÁS INFORMACIÓN sOBRE NOSOTROS?

lLAMANOS Y RESUELVE TUS DUDAS

Aspectos a tener en cuenta para un correcto tratamiento o limpieza de suelos

Una vez que haya aceptado los trabajos debe tener en cuenta los siguientes puntos:

En primer lugar deberá tener la zona a tratar completamente libre de muebles y objetos que dificulten los trabajos de limpieza. Para este primer día de limpieza utilizamos la maquinaria y los decapantes adecuados para eliminar cualquier tipo de manchas en los suelos, así como la eliminación de cualquier tipo de tratamiento antiguo. Las máquinas suelen salpicar hasta unos 20 cm. De la pared. No es conveniente poner ningún tipo de protector. Las salpicaduras las vamos limpiando sobre la marcha antes de que sequen.

En algunas ocasiones existen muebles que por sus dimensiones son difíciles de mover a otro lugar de la casa, en ese caso existen dos posibilidades, una es la de dejar el mueble en el lugar que está y hacer todos los trabajos de limpieza y tratamiento del suelo sin mover el mueble de su sitio; otra posibilidad es la de mover el mueble un poco con el fin de poder hacer la limpieza y luego volver a colocarlo en su sitio.

Una vez terminado los trabajos de limpieza debemos dejarlo secar durante un periodo de tiempo de entre dos y cinco días, aunque este tiempo es relativo ya que dependerá mucho de la época del año en la que se hagan los trabajos y de las condiciones del suelo.
Normalmente durante este periodo de tiempo el suelo se puede transitar en caso de ser casas habitadas, siempre teniendo cuidado de no mancharlo, sobre todo con líquidos, y totalmente prohibido mojarlo. Si el suelo de barro, o cualquier otro tipo de suelo, se llena de polvo o
suciedad seca durante este periodo de secado no hay ningún problema, ya que antes de aplicarle los tratamientos le hacemos otra limpieza en seco a los suelos.

Durante el periodo de secado es también cuando debe aprovechar para rellenar las juntas(sobre todo en los casos de suelos de barro antiguos) ya que después de la limpieza quedarán perfectamente limpios y preparados para su relleno. Si debe tener en cuenta que el albañil que realice estos trabajos debe dejar el suelo limpio y sin restos de cemento. Es normal que se le quede un velo blanquecino del cemento alrededor de la zona reparada, pero esto no es problema ya que lo eliminamos con la limpieza en seco.
Una vez el suelo de barro, o cualquier otro tipo de suelo poroso, esté totalmente seco iniciaremos los trabajos de tratamiento del mismo. El tipo de tratamiento irá en función de la terminación elegida por el cliente y del tipo de suelo. Sí debe tener en cuenta que en el interior
hay que esperar 24 horas para poder volver a pisar el suelo una vez aplicados los tratamientos, en los exteriores el tiempo de secado es algo menor y dependerá del tipo de material. 

En cualquiera de los dos casos debe respetarse los tiempos de secado y tener en cuenta que no se pueden mojar hasta pasados tres días de la aplicación de los tratamientos.

Una vez tratado los suelos de barro, o cualquier tipo de suelo poroso, éstos quedan totalmente protegido frente a las manchas, y su mantenimiento es muy fácil. En los interiores los tratamientos suelen durar más de diez años, en cuanto a los exteriores va a depender de varios factores como: la orientación que tenga (especial cuidado con los orientados al norte que les da poco el sol), de si está bien hecha la pendiente y se queda agua estancado o no cuando llueve.
En cualquier caso tenemos la solución para prolongar la vida de los tratamientos en exterior, que se realiza de manera muy sencilla por parte del cliente y sólo una vez al año.
Debe tener en cuenta que son muchos los fabricantes y que exísten gran cantidad de tipos de tratamientos, la mayoría de muy poca calidad o inadecuados para ese tipo de suelos.
Los productos que T. Rustisur, S.L. utiliza están probados durante años, son preparados a la medida del tipo de suelo (esto sólo lo podemos saber una vez realizado los trabajos de decapado y limpieza del suelo), y de la más alta calidad, con lo cual podemos ofrecer total garantía de los tratamientos que aplicamos.