LIMPIEZA Y TRATAMIENTO DE SUELOS

Sobre nuestra empresa

En Tratamientos Rustisur llevamos más de 20 años trabajando en la limpieza y tratamiento de todo tipo de suelos de barro, rústicos y porosos. Trabajamos con los productos más adecuados a cada tipo de pavimento para intentar ofrecer al cliente los mejores resultados, todo ello haciendo un constante trabajo de I+D, haciendo pruebas con todos los productos que existen en el mercado, con productos propios y sometiendo a los suelos de barro, hidráulico, suelos porosos, etc., a las pruebas más exigentes con el fin de determinar qué tratamiento es el más adecuado, duradero y sobre todo que respete el aspecto natural de los suelos rústicos.

QUÉ SUELOS TRATAMOS

Barro y terracota

El barro manual o terracota es un material noble utilizado hace muchos años por sus características especiales, es un material que no pasa de moda, es uno de los materiales más resistentes.

Hidráulico

Es el resultado de fabricar baldosas de cemento comprimido con prensa hidráulica. Su limpieza y tratamiento ha de ser muy cuidadosa debido a sus características, ya que si realizamos una limpieza muy agresiva podríamos deteriorar el color.

Hormigón

Este tipo de pavimentos va perdiendo el color y las propiedades con el paso del tiempo, para volver a recuperar su aspecto anterior, incluso mejorarlo, habrá que hacer una limpieza a fondo del pavimento y posteriormente darle el tratamiento adecuado con resina.

Suelo de barro e hidráulico

Porosos

Los pavimentos rústicos son un tipo de suelos que poseen una alta porosidad y la obstrucción de estos poros de las baldosas puede provocar problemas de rechazo o impermeabilidad frente a productos de limpieza.

Impermeabilización
de azoteas

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar y desinfectar para dejar el soporte completamente limpio de cualquier partícula.

Este es un trabajo fundamental para que, a la hora de aplicarle el sistema de impermeabilización adecuado, éste sea eficaz y nos dure muchos años.

Suelo de barro exterior

Orillas de piscinas

No resbala, no crea capa, es muy resistente a la abrasión, es duradero, se puede poner natural o efecto mojado, impide que salga el verdín

Cómo hacemos nuestro trabajo

 

Cogeremos como ejemplo unos 100 m2. de pavimento.

1. LIMPIEZA

En primer lugar realizamos un decapado y una limpieza del suelo de barro, hidráulico o cualquier tipo de suelo porosos, esto lo hacemos con decapantes, desincrustantes y máquinas especiales para el tipo de suelo que tengamos que tratar. Con esto conseguimos eliminar cualquier tipo de manchas y abrir el poro a toda la solería, con el fin de que a la hora de los tratamientos penetre la mayor cantidad de producto posible. La duración de estos trabajos dependerá mucho de las dimensiones del pavimento y del estado en el que se encuentre.

2. SECADO

Después lo dejamos secar entre 2 y 5 días (aproximadamente). Esto va a depender mucho de las condiciones climatológicas, sobre todo si hablamos del tratamiento de un suelo exterior. Es importante no mojar ni manchar el suelo durante este periodo de secado.

3. TRATAMIENTO

Una vez el suelo esté completamente seco necesitaremos otro día para aplicarle los tratamientos adecuados y con la terminación que el cliente haya elegido. Normalmente los suelos se pueden pisar pasadas 24 horas desde la aplicación de los tratamientos. Son tratamientos de muy larga duración y con un mantenimiento mínimo y muy fácil. Los productos que utilizamos para los tratamientos son productos naturales, que respetan las tonalidades y el aspecto de cada tipo de suelo.

4.MANTENIMIENTO

Una vez finalizados los tratamientos le asesoraremos para un correcto mantenimiento del suelo. Es un mantenimiento muy sencillo. El suelo, una vez tratado se puede limpiar con mopa, ya que se consigue dejar el suelo muy suave sin llegar a alterar las características de este.

¿NECESITAS MÁS INFORMACIÓN?

Llámenos y resuelva sus dudas sobre limpieza y tratamiento de suelos