SUELOS DE BARRO

Limpieza y tratamientos de suelos de barro

En Tratamientos Rustisur llevamos más de 20 años trabajando en la limpieza y tratamiento de todo tipo de suelos de barro, rústicos y porosos. Trabajamos con los productos más adecuados a cada tipo de pavimento para intentar ofrecer al cliente los mejores resultados; todos los años hacemos pruebas con los nuevos productos que salen al mercado, comparándolos con los ya existentes y con nuestros propios productos, con el fin de determinar qué tratamiento es el más adecuado, duradero y sobre todo que respete el aspecto natural de los suelos rústicos.: barro, hidráulico, suelos porosos, etc.

Qué suelo o pavimento poner

El barro manual o terracota es un material noble utilizado hace muchos años por sus características especiales, es un material que no pasa de moda, es uno de los materiales más resistentes y que gracias a sus características especiales pueden ser utilizados tanto en interior como en exterior. Su elaboración es totalmente artesanal, esto hace que cada pieza sea única y diferente a las demás. Es un material del que se disfruta andando descalzo sobre él, es cálido en invierno y fresco en verano. Una de sus principales características  para el exterior es que no resbala, además de que aguanta perféctamente los cambios grandes de temperatura, sin que se vean afectadas sus prestaciones. Una vez tratados adecuadamente son muy fáciles de limpiar y no necesitan mucho mantenimiento.

¿Cómo limpiar un suelo de barro?

A continuación, te damos algunos consejos para limpiar tu suelo de barro.

El barro o terracota es un material noble hecho de manera artesanal que al ser poroso se puede manchar con facilidad si no está tratado.

En primer lugar, debes tener en cuenta si el suelo de barro es nuevo o antiguo, y si tiene algún tipo de tratamiento anterior, el cual habrá que decapar y limpiar.

Si se trata de un suelo nuevo podrás utilizar un poco de lejía, (siempre rebajada con agua. Mejor si utilizas agua caliente), para realizar la limpieza. Lo deberás hacer por partes, es decir, coger pocos metros de suelo (como ejemplo cogeremos 2 metros cuadrados). Lo empaparemos bien con esta solución y seguidamente frotaremos con un cepillo de raíz evitando que el suelo se seque, volviéndolo a mojar las veces que haga falta. A continuación, lo enjuagaremos con abundante agua. En caso de que tenga restos de obra como pegotes de cemento, etc. Se deberá repetir la misma operación, pero esta vez utilizando aguafuerte rebajada con 10 partes de agua, solo mojaremos la parte afectada hasta que quede completamente limpio, y lo debemos enjuagar rápidamente, sin dejarlo actuar demasiado tiempo, esto podría dañar el suelo.

Si los suelos tienen tratamientos antiguos el trabajo se complica un poco. Para ello lo mejor es que nos llame para que le asesoremos de cómo limpiar un suelo de barro.

Remedios caseros

Hay que tener mucho cuidado con los remedios caseros que nos encontramos en internet, pues podrían estropear nuestro suelo de barro. Aguafuerte, vinagre, hipoclorito, etc. Son muchos los remedios caseros que nos encontramos en internet, pero a la hora de hacer el trabajo podríamos estropear nuestro suelo de barro, ya que son ácidos y pueden cambiar el color del material, saliéndole mánchas blanquecinas. Éstas manchas son debidas a que los ácidos se pueden comer el color por unas zonas más que por otras, y entonces nos quedaría un suelo con parches más claros del color habitual del barro o terracota.

Productos adecuados. Consejos

El aguafuerte sólo se debe utilizar para casos muy sucios y además en la proporción adecuada, debiendo enjuagar rápidamente, de lo contrario podría afectar al color de la losa y también atacar y deshacer las juntas de cemento.

Si quiere hacer usted mismo el trabajo, lo mejor será que nos llame y le asesoraremos de qué productos son los más adecuados y de cómo utilizarlos en función del tipo de suelo que tenga.

ACABADO NATURAL

EFECTO MOJADO

TERMINACIÓN BRILLO

ACABADO MATE

ACABADO SATINADO

ACABADO ENVEJECIDO

Qué tipo de manchas nos podemos encontrar

Los suelos suelen ponerse blanquecinos debido a la cal del agua de riego, o bien porque el terreno o la arena utilizada para la colocación de las baldosas contengan sales o cal; también es posible que la baldosa de barro contenga sales cuando son nuevas, en este último caso el problema es bastante fácil de solucionar.

Las sales (cloruros, nitratos, sulfatos) contenidas en las baldosas o en el terreno, afloran a la superficie con la humedad e inciden negativamente degradando el pavimento y las juntas.
Las sales higroscópicas depositadas en la superficie siguen un proceso de hidratación y deshidratación con la propia humedad ambiente, que hacen que las superficies permanezcan húmedas, contribuyendo al deterioro del pavimento.
Debido a la gran cantidad de suelos rústicos (barro, gres, piedra, etc.) no podemos ofrecer una solución única para todos los tipos de suelos ya que cada uno requiere una forma de limpiar y unos productos específicos para eliminar las manchas. Pregúntenos y le asesoraremos para una correcta limpieza de su suelo rústico de barro o gres.

Son producidas por la humedad y los largos periodos sin limpiar el suelo de barro exterior. Es un problema que siempre va a más en cualquier tipo de pavimento exterior.

Estas manchas suelen penetrar en los barros que no están tratados, normalmente las eliminamos con el proceso de decapado y limpieza, pero es conveniente no dejarlas sin limpiar demasiado tiempo.

Por qué contratar una empresa

Debido a la gran cantidad de productos de limpieza y tratamientos que existen en el mercado, se hace bastante complicado el saber qué productos utilizar para cada tipo de suelo. Aunque en zonas pequeñas podemos asesorarle de cómo limpiar y tratar el suelo, en zonas medianas o grandes se hace bastante más complicado. Es por eso que siempre recomendamos que el trabajo lo hagan profesionales, ya que el resultado de hacerlo por su cuenta suele terminar en una limpieza deficiente y un tratamiento defectuoso, con lo que podrían dañar el suelo de manera irreparable.

productos utilizados para la limpieza

Uno de los mejores productos que hay para limpiar nuestro suelo de barro es la mezcla de lejía con agua caliente. Se puede utilizar en una proporción del 50%, para eliminar manchas de moho, verdín, etc.

Otro producto muy utilizado es el decapante de aceites y ceras. Lo utilizamos para eliminar todo tipo de manchas domésticas y de tratamientos antiguos.

Después de la limpieza

Es muy importante, después de realizar la limpieza con cualquiera de los productos anteriores, enjuagar el suelo de barro con abundante agua limpia. Si la zona es pequeña y lo podemos enjuagar con agua caliente será mucho mejor.

Mantenimiento

Para mantener limpio nuestro suelo de barro debemos utilizar un jabón natural, y para su mantenimiento una cera especial para suelos de barro que hacemos en T. Rustisur, S.L.

Preguntas frecuentes

Utilizando los productos adecuados debe quedar el suelo completamente limpio. Si las manchas llevan bastante tiempo será cuestión de repetir varias veces el procedimiento de limpieza hasta que las manchas desaparezcan.

Lo bueno que tienen los suelos de barro es que si se le hace la limpieza adecuada podemos volver a disfrutar de un suelo como nuevo.

Cada suelo necesita un tratamiento diferente, no sólo por el acabado que se desee tener, sino por el tipo de barro y la porosidad que tiene cada uno. Todo esto condicionará el tipo de tratamiento que le debamos aplicar.

Uno de los mejores suelos que podemos poner para exterior son los suelos de barro manual, “ojo” barro hecho a mano y no el barro mecánico que al igual que el gres resbala cuando están mojados. Están ahora vendiendo unos gres especiales para exterior que si los tocas tienen el tacto de una lija, algunos más finos y otros más gruesos. Pues mucho cuidado con colocar este tipo de gres: se manchan con mucha facilidad y no hay manera de limpiarlos. Se ponen negros de momento porque los granos que traen incrustados para hacerlos antideslizantes actúan como lijas y se queda toda la suciedad pegada. Luego al intentar limpiarlos con una fregona es imposible porque se queda frenada. Ya son muchas las personas que se han quejado por este tipo de problemas, y lo peor es que no hay solución, bueno, o gastarse una pasta en hacer una limpieza con  maquinaria profesional cada dos por tres. Los suelos de barro manual una vez tratados son muy fáciles de limpiar, no resbalan, duran toda una vida y más, basta con hacerles un mantenimiento anual de un protector que lo puedes aplicar con una mochila o pulverizador en minutos y listo, y es económico. De esta forma evitamos que salga el temido verdín o moho.

Aunque no son muchos, sí que hay algunos fabricantes que hacen barro de muy mala calidad o los traen de fuera de España y que dan muchos problemas. Por razones evidentes no podemos ponerlos aquí, pero si alguien está interesado puede consultarnos y les daremos información sin compromiso. Nosotros somos los primeros interesados en que se pongan suelos de barro que no den ningún tipo de problemas y sean para toda la vida.

Llámenos y le facilitaremos algunos fabricantes de suelos de barro que, a nuestro entender y por los años de experiencia, son los de mejor calidad. Además os ahorraréis un buen dinero al comprarlo directamente al fabricante.

Limpieza y tratamientos de suelos rústicos de barro, hidráulico, gres, piedra, mármol. Pulido y abrillantado de suelos rústicos de barro, gres, hidráulico, terracota, piedra, mármol. Manchas de cal, salitre, suelos blanquecinos. Cómo limpiar suelos de exterior de barro o gres. Proteger suelos de barro.Empresa especializada en limpiezas y tratamientos de suelos de barro, gres, hidráulico, en Málaga, Sevilla, Cádiz, Huelva, Córdoba.limpieza suelos de barro, tratamiento suelos de barro, suelos de barro, limpieza de suelos, limpieza suelos rústicos, tratamiento suelos rústicos, limpieza suelos en Málaga. barro baldosin hidraulico piedra gres hormigón. limpieza y tratamiento de suelos rústicos.pavimentos terracota manchas encerado.

Una vez que haya aceptado los trabajos debe tener en cuenta los siguientes puntos:

En primer lugar deberá tener la zona a tratar completamente libre de muebles y objetos que dificulten los trabajos de limpieza. Para este primer día de limpieza utilizamos la maquinaria y los decapantes adecuados para eliminar cualquier tipo de manchas en los suelos, así como la eliminación de cualquier tipo de tratamiento antiguo. Las máquinas suelen salpicar hasta unos 20 cm. De la pared. No es conveniente poner ningún tipo de protector. Las salpicaduras las vamos limpiando sobre la marcha antes de que sequen.

En algunas ocasiones existen muebles que por sus dimensiones son difíciles de mover a otro lugar de la casa, en ese caso existen dos posibilidades, una es la de dejar el mueble en el lugar que está y hacer todos los trabajos de limpieza y tratamiento del suelo sin mover el mueble de su sitio; otra posibilidad es la de mover el mueble un poco con el fin de poder hacer la limpieza y luego volver a colocarlo en su sitio.

Una vez terminado los trabajos de limpieza debemos dejarlo secar durante un periodo de tiempo de entre dos y cinco días, aunque este tiempo es relativo ya que dependerá mucho de la época del año en la que se hagan los trabajos y de las condiciones del suelo.
Normalmente durante este periodo de tiempo el suelo se puede transitar en caso de ser casas habitadas, siempre teniendo cuidado de no mancharlo, sobre todo con líquidos, y totalmente prohibido mojarlo. Si el suelo de barro, o cualquier otro tipo de suelo, se llena de polvo o
suciedad seca durante este periodo de secado no hay ningún problema, ya que antes de aplicarle los tratamientos le hacemos otra limpieza en seco a los suelos.

Durante el periodo de secado es también cuando debe aprovechar para rellenar las juntas(sobre todo en los casos de suelos de barro antiguos) ya que después de la limpieza quedarán perfectamente limpios y preparados para su relleno. Si debe tener en cuenta que el albañil que realice estos trabajos debe dejar el suelo limpio y sin restos de cemento. Es normal que se le quede un velo blanquecino del cemento alrededor de la zona reparada, pero esto no es problema ya que lo eliminamos con la limpieza en seco.
Una vez el suelo de barro, o cualquier otro tipo de suelo poroso, esté totalmente seco iniciaremos los trabajos de tratamiento del mismo. El tipo de tratamiento irá en función de la terminación elegida por el cliente y del tipo de suelo. Sí debe tener en cuenta que en el interior
hay que esperar 24 horas para poder volver a pisar el suelo una vez aplicados los tratamientos, en los exteriores el tiempo de secado es algo menor y dependerá del tipo de material. 

En cualquiera de los dos casos debe respetarse los tiempos de secado y tener en cuenta que no se pueden mojar hasta pasados tres días de la aplicación de los tratamientos.

Una vez tratado los suelos de barro, o cualquier tipo de suelo poroso, éstos quedan totalmente protegido frente a las manchas, y su mantenimiento es muy fácil. En los interiores los tratamientos suelen durar más de diez años, en cuanto a los exteriores va a depender de varios factores como: la orientación que tenga (especial cuidado con los orientados al norte que les da poco el sol), de si está bien hecha la pendiente y se queda agua estancado o no cuando llueve.
En cualquier caso tenemos la solución para prolongar la vida de los tratamientos en exterior, que se realiza de manera muy sencilla por parte del cliente y sólo una vez al año.
Debe tener en cuenta que son muchos los fabricantes y que exísten gran cantidad de tipos de tratamientos, la mayoría de muy poca calidad o inadecuados para ese tipo de suelos.
Los productos que T. Rustisur, S.L. utiliza están probados durante años, son preparados a la medida del tipo de suelo (esto sólo lo podemos saber una vez realizado los trabajos de decapado y limpieza del suelo), y de la más alta calidad, con lo cual podemos ofrecer total garantía de los tratamientos que aplicamos.

¿nECESITAS MÁS INFORMACIÓN sOBRE NOSOTROS?

lLAMANOS Y RESUELVE TUS DUDAS